Un ciberataque o ataque informático puede ser devastador para cualquier PYME o particular.

Puede afectar de 3 maneras:

  1. A nivel económico: Si un hacker te roba tus contraseñas podrá acceder a tu plataforma bancaria, a PayPal, a tu monedero de Bitcoin… en definitiva, se hará con tu dinero.
  2. A nivel lúdico: Un ataque informático podría afectarte de tal forma que el atacante te robe imágenes o información sensible.
  3. A nivel de imagen: Además, también podrías llegar a ser víctima de una suplantación de identidad. Por ejemplo, el hacker podría conseguir las claves de tus perfiles en las redes sociales, suplantar tu identidad y dañarla.

Ahora que ya conoces los riesgos, vamos a analizar los pasos que debes dar para protegerte frente a un ciberataque:

Descubre cómo debes actuar ante un ataque informático

1)     Desconexión del equipo

En el momento en el que se detecte algún síntoma anómalo en el equipo informático tenemos que desconectar el equipo. Así podemos evitar la fuga de información, evitar que el virus se siga propagando por la red o que la infección prosiga, incluso, una vez que hayamos hecho la limpieza.

2)     Instalación de un antivirus

Entre las medidas preventivas más acertadas para evitar un ciberataque tenemos la instalación de un antivirus. Obviamente, esto debe haberse hecho antes de que entre el virus entre en el sistema, aunque después también es efectivo.

Es importante emplear herramientas con capacidades de detección proactiva de amenazas.

Si ya tienes un antivirus, no te olvides de actualizarlo, para que sea capaz de enfrentarse a las nuevas amenazas.

3)     Analizar el sistema

Hay que analizar por completo el sistema operativo, y esto requerirá de un cierto tiempo. De nada servirá utilizar las mejores medidas de detección del mercado si nos queda algún soporte por analizar (cómo puede ser un disco duro, un pendrive, o cualquier otro).

4)     Cambio de contraseñas

Aunque pensemos que el atacante no ha llegado a acceder a nuestras contraseñas, sería un riesgo no cambiarlas. Las páginas se toman en serio el Reglamento General de Protección de Datos Europeo (RGPD) e integran medidas de seguridad para evitar la vulneración de datos (cómo el protocolo SSL).

Sin embargo, a veces no es suficiente con confiar, y no está de más cambiar las contraseñas cada cierto tiempo.

5)     Limpieza manual

Después de aplicar todas estas medidas preventivas y medidas de detección, es posible que todavía quede algún archivo residente que no debiera estar ahí. Por ello, no nos quedará otra que hacer un escaneo manual.

Deberíamos conocer el tipo de malware que está provocando esta fuga de información.

6)     Contrata un pack de Seguridad

El ámbito de la ciberseguridad es muy complejo, por lo que es mejor dejarla en manos de profesionales. Para evitar cualquier ciberataque, te recomendamos confiar en un buen pack de seguridad, como el que vende AlwaysOn.

Esta empresa líder en ciberseguridad te garantiza que actuará ante cualquier riesgo de fuga de información de tu sistema informático.

Sigue estos pasos y evitarás muchos problemas.