La presencia de internet en nuestro día a día ha marcado un antes y un después en la sociedad en la que vivimos. Desde personas mayores, pasando por adultos e incluso adolescentes o niños y niñas, la conexión constante mediante el uso de smartphones, tablets u ordenadores es una realidad a la que ya todas las personas nos hemos acostumbrado, y las redes sociales es un elemento clave para la sociedad en esta era digitalizada. Por eso, no te puedes perder este artículo con los 5 principales delitos en redes sociales.

Pero este acceso a las páginas de internet o las redes sociales no está libre de peligro. La información personal que subimos a internet como fotos, vídeos, o las contraseñas de nuestras cuentas personales, pueden estar en riesgo si no tomamos las medidas adecuadas ante el robo de identidad o la información sensible de nuestros dispositivos. Después de todo, todavía no hay conciencia real sobre la importancia de cuidar nuestros datos contra los delitos informáticos que podemos sufrir en nuestro uso diario de las redes sociales.

¿Cuáles son los delitos en las redes sociales más frecuentes?

Si a la falta de conciencia sobre los peligros de no cuidar nuestros datos adecuadamente, le sumamos que hay personas que todavía no se toman las redes sociales como una extensión 2.0 de nuestra vida física, nos encontramos con un caldo de cultivo perfecto para la aparición de los 5 delitos en redes sociales y en internet más comunes de los que ser víctimas.

Phising

Uno de los delitos más antiguos en internet es la suplantación de identidad de empresas para buscar hacerse con información sensible. Estos correos spam o mensajes en redes sociales son muy comunes y no siempre resultan fáciles de detectar como una suplantación, ya que en el phising los delincuentes muestran un correo electrónico o mensaje muy parecido al real que puede enviar la empresa auténtica.

Debido a las grandes similitudes en los mensajes o el nombre de la cuenta de correo usada, este es uno de los delitos informáticos que más riesgo tiene para quienes hacen un uso esporádico de las redes sociales e internet dado que su exposición a los mensajes de suplantación será menor que otros colectivos más habituados al uso de las redes sociales y los mensajes falsos.

Suplantación de identidad

Junto al crecimiento de las redes sociales, también aumentó uno de los delitos en internet asociado a esas plataformas, la suplantación de identidad.

A diferencia del delito de phising, el robo de identidad para hacerse pasar por otras personas en las redes sociales tiene distintos fines. Hay quienes buscan crearse una identidad falsa, para lo cual cogen fotografías sin consentimiento de personas para hacerse pasar por ellas en las redes sociales.

Dependiendo de las fotografías, se pueden usar para sexting – el envío de mensajes, fotografías o vídeos eróticos por medio de las redes sociales- o para hacerse pasar por otra persona y realizar actividades delictivas, acosar o insultar a otros usuarios, que son considerados delitos en internet.

Acoso y ciberbullying

El acoso online, al igual que el ciberbullying, es uno de los 5 delitos en redes sociales o delitos informáticos a los que hacer frente en nuestros dispositivos. Al poder escribir críticas duras o amenazar desde la comodidad del hogar, los delincuentes informáticos sienten que el acoso es una actividad que no tiene ningún efecto real.

Los delitos en internet relacionados con acoso – o el robo de identidad con la creación de perfiles falsos en la red- hacia una persona en las redes sociales parecen inocentes mensajes de texto para quienes los envían, olvidando que al otro lado de la pantalla hay una persona que puede estar sufriendo las consecuencias del acoso sufrido.

Difamación y calumnias

Un problema igual de frecuente para las empresas como para las personas. Dentro de esta agrupación de los delitos informáticos en redes sociales, nos encontramos con la difamación y el ataque al honor de manera online al no existir una concienciación firme sobre el delito en el que se puede estar incurriendo.

En las redes sociales encontramos una gran cantidad de personas que ante una situación desafortunada con una empresa o una persona, y escudándose en el uso de una – mal usada – libertad de expresión, insultan, mienten o exageran hasta límites más allá de lo razonable. Aun cuando sus comentarios puedan dañar seriamente la reputación y el honor de esa persona o compañía.

Chantaje

Otro de los grandes problemas que encontramos en las redes sociales, es que la información, las imágenes o los vídeos privados, pueden caer en manos de personas indeseables que las usen para llevar a cabo otro de los delitos en internet más frecuente: el chantaje.

A través de las redes sociales se crean muchas relaciones personales de todo tipo. Muchas de ellas pueden incluir el sexting u otra información privada que no se quiere hacer pública. Esas fotografías o vídeos con contenido sexual son una de las principales herramientas para llevar a cabo el chantaje bajo la amenaza publicar esas fotografías en internet o enviarlas a las personas cercanas a la persona víctima del chantaje.

Como podemos ver, las redes sociales también son lugares donde debemos tomar precauciones ante los posibles delitos informáticos que se dan constantemente. El robo de identidad, la exposición de fotografías de contenido sexual sin consentimiento, o la difamación de una persona, son situaciones de las que todas las personas pueden ser víctimas.

Por suerte, todas estas situaciones tienen respaldo legal y las autoridades actuarán en nuestro favor si denunciamos los delitos informáticos en las redes sociales cuando hagamos frente a uno de ellos.

Si te ha resultado interesante este artículo, ¡háznoslo saber compartiéndolo en redes sociales (LinkedIn y Twitter) para poder continuar aportándote contenido de valor e interés para ti!

¡Gracias por leer el blog de Always On!