Las PYMES y los autónomos son una gran parte de las víctimas de los criminales informáticos al no tomar las medidas adecuadas de ciberseguridad. Si cierras la puerta de la oficina con llave para que evitar robos, ¿por qué no contar con un sistema de ciberseguridad que defienda tu negocio ante intrusos virtuales? En este post te vamos a mostrar los datos más relevantes sobre seguridad informática y qué medidas de ciberseguridad para PYMEs puedes adoptar para evitar los ciberataques.

¿Te has parado a pensar qué pasaría si de repente se pierde toda la información de los ordenadores de tu PYME o tu ordenador personal si eres autónomo? Facturas, recibos, trabajos completos para entregar al cliente…días o meses de trabajo perdidos en tan solo minutos. Y eso sin mencionar el riesgo del robo de contraseñas y datos privados con los que poder suplantar la identidad de la compañía para cometer un fraude.

Si quieres realizar un test para ver el nivel de ciberseguridad de tu empresa, te lo dejamos por aquí.

Los peligros que implica no contar con una fuerte ciberseguridad para PYMES y autónomos

En el año 2019 el Instituto Nacional de Ciberseguridad, INCIBE, espera que el 90% de las empresas en España, sufran algún tipo de ataque informático, loque pondría en riesgo la seguridad informática en PYMES y profesionales autónomos. Tras el análisis hecho por INCIBE, todo parece indicar que será una tendencia que continua en aumento. Algo lógico si tenemos en cuenta que el número de PYMES y autónomos que usan algún dispositivo conectado a la red para trabajar o guardar la información aumenta cada año.

Por su lado, la empresa Karpersky Lab, experta en ciberseguridad y protección de datos, ha considerado que los riesgos informáticos más importantes lo tienen las PYMES y los trabajadores autónomos. Pues son el sector que menos puede invertir en la seguridad informática.

Según el análisis llevado a cabo por esta compañía, el 43% de los ataques van dirigidos a PYMES o autónomos y 6 de cada 10 pequeñas empresas que son víctimas de un ataque digital, terminan cerrando en un periodo de medio año.

Los riesgos informáticos más frecuentes en un ciberataque

Filtración de información privada de los clientes

La vulneración de la política de protección de datos es uno de los mayores riesgos informáticos para cualquier empresa si tenemos en cuenta las fuertes sanciones económicas que pueden ir asociadas a la exposición de información personal sensible de un cliente.

Tanto Apple como Facebook han tenido sanciones porque su seguridad informática expuso información privada de sus usuarios. Y si estas grandes internacionales han sufrido estos ataques, el riesgo es mayor aún para todas las PYMES al contar con menos presupuesto para destinar a la ciberseguridad.

Suplantación de identidad

Puede darse de dos formas: un atacante simula ser una empresa o una persona para lograr acceder a información privada que le permita entrar en el sistema de la compañía, o bien el dispositivo infectado de la PYME o el autónomo envía mensajes a sus contactos haciéndose pasar por la entidad real para buscar hacerse con más información privada o cometer alguna clase de fraude.

Pérdida de datos

Una infección o un ataque puede poner en riesgo la información guardada dentro de un dispositivo comprometido. Lo que puede suponer la pérdida total de la información de todos los proyectos realizados e implicar un retraso de semanas o meses la entrega del producto o servicio al tener que rehacer parte del trabajo. Con el riesgo de perder clientes actuales por no cumplir plazos o por dejar de tener confianza en una empresa que no ha sabido tener un protocolo defensivo a la altura para defender a sus clientes.

Estos tres motivos son los principales factores por los que hace falta contar con una buena seguridad informática en PYMES que pueda evitar que un negocio desaparezca debido a las consecuencias de haber sido víctimas de una brecha en su ciberseguridad.

¿Cómo podemos aumentar la ciberseguridad para PYMES?

Copias de seguridad en la nube y en físico

Almacenar en la nube la información sensible es una buena forma de limitar el riesgo de perder todos los datos en caso de que un dispositivo quede dañado por una infección.

Aunque almacenar en la nube es una medida de seguridad imprescindible, si queremos proteger la información por completo, la nube no es suficiente. Se puede borrar la información de manera remota, así que para mejorar la seguridad informática en PYMES es aconsejable contar con una copia periódica de los datos en un disco duro externo que no tenga acceso a internet.

Contraseñas fuertes y doble verificación

Una medida de seguridad para PYMES básica es cambiar cada mes o trimestralmente al menos las contraseñas de todos los usuarios para evitar que un programa de fuerza bruta pueda adivinarlas de manera fortuita.

También se puede incorporal un sistema de verificación doble para aumentar la seguridad informática en PYMES. Esto consiste en que los usuarios además de introducir su contraseña también tendrán que verificar, con un código recibido en su dispositivo móvil, su identidad.

Filtrar automáticamente los correos recibidos y educar al trabajador

Según un estudio realizado por la empresa de ciberseguridad Symatec, el 54,6% de los correos recibidos son spam y 16 de ellos son emails de riesgo cada mes. Esto supone un peligro para la seguridad informática de una empresa si no se tiene cuidado al tratar los mensajes recibidos en sus cuentas de correo.

Filtrar automáticamente los mensajes potencialmente peligrosos y que el trabajador sepa identificar cuáles son correos legítimos y cuáles son potencialmente spam o peligrosos, será una tarea fundamental para que la seguridad informática en PYMES tenga éxito.

Contratar una empresa especializada en la ciberseguridad para PYMES y autónomos

La seguridad informática en PYMES puede verse limitada por la falta de presupuesto para poder contratar a un profesional interno que lleve a cabo una vigilancia permanente de que todo está en orden.

Existe otra alternativa que permite mantener la seguridad informática en una empresa sin la necesidad de tener un trabajador destinado a ello. Empresas expertas en la seguridad y protección de los datos y la privacidad de una compañía como AlwaysOn se pueden contratar para delegar en sus profesionales la tarea de mantener a salvo cualquier dispositivo con información sensible.

Lo más importante a la hora de contratar una empresa de ciberseguridad es que la compañía ofrezca una defensa global y activa para anticiparse a los intrusos. Por ejemplo, AlwaysOn cuenta con medidas preventivas para evitar que lleguen a tener acceso, y también con medidas reactivas para actuar de manera inmediata ante comportamientos extraños que puedan poner en riesgo cualquier clase de información privada.

Como se puede ver, las PYMES son un objetivo común de los ataques informáticos y los efectos que puede tener en una empresa con un presupuesto ajustado puede suponer el cierre de la misma si no se detecta a tiempo y se protege correctamente.

Por suerte, existen medidas preventivas que se pueden tomar para minimizar el riesgo digital todo lo posible, tanto de manera interna con una serie de medidas que aumenten la seguridad de cada dispositivo y los datos que contiene, como con la contratación de profesionales externos que ofrezcan recursos extra con los que aumentar la ciberseguridad de una PYME o un autónomo.

Si te ha resultado interesante este artículo sobre ciberseguridad en PYMES y autónomos, no olvides compartir en RRSS (LinkedIn y Twitter) para que todos conozcan el riesgo que sufren las empresas de sufrir algún tipo de ciberataque.

¡Gracias por leer el blog de Always On!