Por más que seamos precavidos y tengamos cuidado, los accidentes pasan. Y pueden suponer una gran pérdida económica para nuestra familia si no tenemos seguros de hogar que nos protejan ante los imprevistos y accidentes que puedan surgir. Por eso en este post vamos a mostrar los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir las coberturas de seguros para no pagar por cosas que no necesitas.

Una inundación, o un incendio en casa del vecino que se extienda a la nuestra, son eventos que escapan a nuestro control y que tenemos que considerar como una desgracia que pueda suceder.

Para que estos accidentes no pongan en riesgo la economía doméstica, es muy recomendable contratar el mejor seguro de hogar que encontremos en el mercado. De esta manera, estamos invirtiendo en protegernos a largo plazo de situaciones mucho más costosas para nuestro bolsillo que lo que podemos ahorrar en la póliza de seguro que contratemos.

La clave para dormir sin preocuparse: adaptar las coberturas de seguros a nuestras necesidades

Para saber que estamos eligiendo el mejor seguro de hogar o de coche posible para nosotros, tenemos que considerar incluir coberturas de seguros especiales en nuestra póliza para que cubra por completo todas las situaciones que, aunque improbables, puedan darse y poner en riesgo nuestra propiedad.

Por ejemplo, si vivimos en una zona boscosa y sabemos que se puede cruzar delante de nuestro coche o moto un animal salvaje con el riesgo de accidente que eso implica, debemos cubrirnos ante esa eventualidad. Por lo que tendremos que añadir una cobertura de animales cinegéticos para que la póliza de seguros nos proteja ante estos potenciales impactos contra animales que se crucen en la carretera.

Lo mismo sucede en los hogares con la opción de añadir coberturas especiales. Desde hace un tiempo, existe la llamada cobertura tecnológica que sirve para incluir en la póliza de seguros los equipos electrónicos como el ordenador de sobremesa, el teléfono móvil o la tablet. Tanto ante impactos y daños físicos que nos hagan necesitar la recuperación de datos profesional o problemas de componentes que afecten a su funcionalidad, como la señal wifi.

Términos de una póliza de seguros que debes conocer para no perderte

Cuando queremos asegurar nuestra propiedad o proteger nuestra salud, un seguro es el mejor aliado que podemos tener para ahorrar dinero en caso de accidente. Pero si nos ponemos a leer por primera vez un contrato de seguros, de hogar o de vehículo, pueden resultarnos confusos sus términos. Y si decidimos comparar seguros en distintas compañías, entonces nuestra cabeza puede comenzar a dolernos tras comenzar a leer la segunda póliza.

Para facilitar la tarea de entender qué está escrito, vamos a ver las definiciones más esenciales que nos encontraremos dentro de una póliza de seguro.

  • Aseguradora: es la compañía que nos ofrece el seguro y que cubrirá los incidentes cubiertos en las distintas coberturas de la póliza.

  • Póliza de seguro: es el contrato donde se detallan todas las condiciones y supuestos en los que la compañía aseguradora se compromete a indemnizar al tomador o tomadora del seguro en caso de que suceda alguna de las incidencias recogidas dentro de las condiciones generales o las coberturas especiales contratadas.

  • Contenido y continente: el continente es la edificación y las instalaciones fijas como la canalización de agua o luz. El contenido por su parte es todo aquello que se encuentra dentro de la vivienda asegurada. Es decir, los muebles, objetos o electrodomésticos que están dentro de la propiedad.

Una de las grandes dudas constantes de la gente es diferenciar entre contenido y continente. Pero si leemos su definición un par de veces, encontraremos que son conceptos sencillos, aunque sean confusos la primera vez que los leemos.

¿Qué debemos tener en cuenta al contratar las coberturas de seguros en nuestra póliza?

Hay varios puntos indispensables que debemos tener en cuenta al comparar seguros y elegir el que más se adecúe a nuestras necesidades. Aspectos como la omnicanalidad, o la presencia de una cobertura tecnológica que cubra la recuperación de datos de nuestro PC o móvil, son algunos aspectos a considerar.

El mejor seguro de hogar: el que cubre todos los incidentes posibles en nuestro caso

Lo principal en los seguros de hogar saber a qué situaciones nos podemos enfrentar. Algunas coberturas de seguros son fundamentales y nos protegen de un gran número de situaciones indeseadas, mientras que otras serán útiles solo para determinadas personas. 

Por ejemplo, si vivimos en un bloque de edificios, un vecino puede tener un incendio en su cocina o podemos sufrir una inundación si el vecino de arriba sufre una avería mientras está de vacaciones que nos llena de agua la vivienda. Estas son algunas de las coberturas indispensables que cualquier seguro básico necesita cubrir.

De igual manera, existe la opción de incluir coberturas específicas que nos defiendan ante ciertos riesgos que solo necesitaremos considerar en determinadas circunstancias. Como la protección de animales cinegéticos que comentamos más arriba o las inundaciones que se den por el desbordamiento de un río cercano a la vivienda.

La cobertura tecnológica como factor diferenciador al comparar seguros

Más allá de las coberturas indispensables y las que se adaptan a las circunstancias específicas, nos encontramos con la cobertura tecnológica. Una nueva propuesta por parte de las aseguradoras en los seguros de hogar muy útil.

La cobertura tecnológica busca incluir la protección de los dispositivos electrónicos como un PC de sobremesa o un Smartphone, entre otros muchos aparatos, tanto de manera preventiva como de manera reactiva tras sufrir un incidente.

<< 7 Consejos para aumentar la ciberseguridad>>

Por ejemplo, las aseguradoras suelen ofrecer un antivirus que instalar en el ordenador o tablet, para evitar ataques de un hacker al conectarnos desde redes wifi públicas que puedan intentar acceder a nuestro sistema. De esta manera, fomentan un entorno basado en la ciberseguridad con el uso de antivirus actualizados por la compañía de seguros de manera frecuente para proteger los dispositivos.

Esta cobertura tecnológica además de fomentar la ciberseguridad ante el acceso no autorizado de un hacker en una conexión no segura, también cubre los daños físicos o incidencias que necesiten soporte técnico.

Recurrir a un comparador de seguros

También debemos recordar que es aconsejable emplear un comparador de seguros para ver las diferencias en los importes a pagar en los seguros de hogar o vehículos ofrecidos por las distintas compañías o las coberturas incluidas en cada póliza. Ya que podemos encontrar pólizas de seguros con cobertura tecnológica incluida sin apenas diferencia en el precio final. 

Como beneficio adicional, un comparador de seguros nos mostrará de manera rápida y visual las diferencias entre las coberturas y propuestas de distintas aseguradoras. Lo que supone ahorrar tiempo y dinero al facilitarnos la tarea de elegir aquella oferta que se adapte más a nuestras necesidades.

Como vemos, existen muchos factores que tener en cuenta al buscar el mejor seguro posible. Que incluyan una cobertura tecnológica, o tengan una gran variedad de formas de contactar, son tan solo algunos elementos interesantes que considerar. Siempre sin olvidarnos de las coberturas especiales que podamos necesitar que no estén incluidas de serie en una póliza de seguros estándar.

Si te ha resultado útil este artículo, no olvides compartirlo en redes sociales para que todos conozcan la importancia de qué coberturas contratar con los seguros.

¡Gracias por leer el blog de Always On!