La ciberseguridad en las empresas es una asignatura pendiente en pleno 2020. A muchas de ellas la digitalización les ha llegado de golpe, sin la suficiente preparación. Y es por esto que se enfrentan a problemas realmente graves o ciberataques, que ponen en riesgo su credibilidad por parte de los clientes, de los proveedores y de la administración. Problemas con su seguridad informática que incluso pueden poner en peligro la supervivencia de estas empresas.

Qué debes tener en cuenta para mejorar la seguridad informática de tu empresa

Repasa estos puntos que debes tener en cuenta a la hora de hacer un plan de prevención de amenazas y riesgos digitales. De esta manera podrás evitar los fallos de seguridad más importantes y los problemas que te exponen a grandes riesgos. 

Cuidado con lo que publicáis en las redes

Aunque parezca increíble, los mayores problemas de ciberseguridad en las empresas vienen dados por la cantidad de información que se ofrece a través de las redes sociales. Los hackers están pendientes de todo, como por ejemplo de contraseñas que se puedan ofrecer. Eso por no hablar de los problemas que puedes tener si se vulneran los acuerdos de confidencialidad.

Usa la doble autenticación en las aplicaciones

Además de poner la contraseña habitual (te recomendamos que sea una combinación de números, mayúsculas, minúsculas y caracteres especiales), hay  que asegurarse que se conoce a quien está intentando entrar en cualquier aplicación o sitio web con acceso restringido. Aunque tengas que estar pendiente del móvil (te envía código o autentificación de accesos), de una notificación en otro dispositivo o correo electrónico, a la larga, es muy conveniente tener este doble filtro.

Habilita el certificado SSL en tu web

Esto no solo supone una mejora en la seguridad del mismo sino que los sitios que comienzan con https:// cuentan con una confianza superior por parte de los internautas que aquellos que no lo tienen. Estarás protegido frente a intrusos que quieran entrar a tu web a robar información importante.

Mantén actualizado el software en todos los equipos

Es más complicado que los hackers encuentren una vulnerabilidad en un software actualizado que en uno que no lo está. Es más, los fabricantes sacan constantemente actualizaciones de sus programas que eliminan fallos de seguridad que van descubriendo.

Otra buena idea es implementar un firewall que evite el acceso de terceros a tu red privada. Podrás personalizarlo según tus necesidades y la productividad de los empleados.

Forma a tus empleados para evitar la entrada de malware

El phishing a través del correo electrónico es la forma más habitual por la que el malware entra a las redes privadas. Un correo electrónico con una descarga directa que al ejecutarse anula el sistema o que instala programas pirata para poder entrar fácilmente en toda la información. Es importante que todo aquel que trabaja en la red de la empresa conozca este problema y sepa cómo actuar en caso de sufrir un ataque de este tipo.

También debes tenerlo en cuenta si se utilizan dispositivos distintos a los propios para acceder a los sitios privados de la empresa. Por ejemplo, si lo hacen con su dispositivo móvil o desde el ordenador de su casa.

Realiza copias de seguridad con todos los datos

En caso de sufrir un ataque podrás recuperar la información y seguir trabajando con total normalidad. Es muy recomendable que sigas políticas de ciberseguridad en tu empresa y utilices para ello sistemas en la nube, ya que así es más complicado que los hackers puedan acceder a ellos también.

Debes asegurarte de que los proveedores que contrates también cumplen con las exigencias más altas en materia de ciberseguridad.

Asume que siempre existe un riesgo

A pesar de poner todo esto en práctica existe la posibilidad de poner en riesgo la ciberseguridad de las empresas, bien por errores en las barreras de contención o por desconocimiento de los peligros.  Una vez que lo sepas (analices los riesgos) te darás cuenta de que es necesario que todos conozcan cómo actuar en caso de que se dé una amenaza de ciberseguridad, y también sepan cómo evitarlas.